03 de Junio de 2020
Máx. Min.
Forestal 21 de Febrero de 2020

Planta de celulosa de UPM crea nuevas oportunidades en el centro de Uruguay

A veces no sabes la visibilidad que puedes tener como empresa local, pero UPM nos vio y tuvimos la posibilidad de cotizar para las comunidades de viviendas que se construirán en Paso de los Toros, Centenario, Carlos Reyles y Durazno, y se nos otorgó el contrato para algunos de ellos”, dijo  Abi Rached.

Forestal 21 de Febrero de 2020

Planta de celulosa de UPM crea nuevas oportunidades en el centro de Uruguay

A veces no sabes la visibilidad que puedes tener como empresa local, pero UPM nos vio y tuvimos la posibilidad de cotizar para las comunidades de viviendas que se construirán en Paso de los Toros, Centenario, Carlos Reyles y Durazno, y se nos otorgó el contrato para algunos de ellos”, dijo  Abi Rached.

Durazno – TodoElCampo – Desde que UPM confirmó la construcción de una nueva planta de celulosa cerca de Paso de los Toros en julio de 2019, los trabajos del proyecto han continuado según lo planeado, creando nuevas oportunidades y expectativas en la región.

Ya es posible encontrar ejemplos de empresas locales que se habían estado preparando para el proyecto y ahora están involucradas en varios trabajos relacionados con la construcción de la segunda planta de celulosa de UPM en Uruguay. Uno de ellos es Bamilir SA en Durazno, informó UPM Paso de los Toros.

Desde el comienzo del proceso de evaluación de la nueva planta en el país, Uruguay y UPM acordaron que una planificación adecuada era clave para lograr una mejor integración de una empresa tan grande en su área de influencia.

El centro de Uruguay tiene un desarrollo relativo más bajo en comparación con otras regiones del país. La construcción de la tercera planta de celulosa del país, la segunda para UPM, cerca de Pueblo Centenario no solo es un proyecto de gran impacto positivo a nivel nacional, sino también una oportunidad y una fuerza impulsora para el desarrollo de las comunidades rurales y sus alrededores.

Estas son las opiniones de Gonzalo Abi Rached, director de Bamilir SA, una empresa constructora en la ciudad de Durazno, que se adjudicó el contrato para la construcción de uno de los barrios donde se proporcionará alojamiento temporal a los trabajadores durante la fase de construcción de la planta.

Fundada en 2011, Bamilir SA dio sus primeros pasos centrados en el desarrollo de obras civiles y viales en todo el país. Con el paso de los años, adquirieron una gran experiencia en el desarrollo de proyectos muy diversos para clientes públicos y privados de la región, lo que les ha animado a solicitar oportunidades futuras.

“Cuando supimos que el proyecto de UPM se daría y que la planta se instalaría en el centro de Uruguay, seguramente esperábamos ser contratados. A veces no sabes la visibilidad que puedes tener como empresa local, pero UPM nos vio y tuvimos la posibilidad de cotizar para las comunidades de viviendas que se construirán en Paso de los Toros, Centenario, Carlos Reyles y Durazno, y se nos otorgó el contrato para algunos de ellos”, dijo  Abi Rached.

Las experiencias adquiridas por el Estado en los casos de las otras dos plantas de celulosa dejaron lecciones que aprender para la mejor planificación de este proceso. Uno de los aspectos clave está relacionado con la disponibilidad de proveedores locales capaces de proporcionar los servicios necesarios para las fases de construcción y operación.

Para satisfacer esta necesidad, en marzo de 2019, el gobierno presentó el Programa Nacional de Desarrollo de Proveedores, una herramienta destinada a capacitar y fortalecer las capacidades de las pequeñas y medianas empresas uruguayas, como una forma de prepararse para las demandas que vendrían con la confirmación de la inversión de UPM.

“Estos son proyectos que deben ser lo más profesionales posible; sin duda, UPM es un cliente con requisitos y estándares internacionales, un poco diferente de lo que estamos acostumbrados. Aunque fuimos muy buenos en términos de seguridad, estos proyectos nos obligan a reforzar lo que hemos estado haciendo. Capacitamos al personal e incluso tuvimos oportunidades de capacitación con UPM. Estas son cosas muy positivas para una empresa como la nuestra”, agregó Abi Rached.

Estos impactos positivos también llegan a la población local. Bamilir tuvo que expandir su fuerza laboral para enfrentar este desafío. “Hoy probablemente empleamos a unas 90 personas. Con estos nuevos proyectos, la fuerza laboral ha aumentado en unas 20 o 30 personas en los últimos meses. De este total, 70-80 % son locales y eso es bueno para la región”, dijo.

Ahora Bamilir está esperando la adjudicación de otros procesos de licitación en los que decidieron participar en base a su éxito anterior. Desde su oficina, Abi Rached se permite reflexionar sobre los cambios que el progreso del proyecto implicará para esta parte del país.

“Considero que esta inversión es muy importante para la región central del país porque esta área no tiene una demanda significativa de mano de obra, como pueden tener otras regiones. Será muy importante en términos de construcción, comercio, ferreterías y estaciones de servicio”.

“A nivel de país, somos una empresa pequeña o mediana y uno podría pensar que solo las grandes tendrán una oportunidad. Fue una agradable sorpresa que pudiéramos contratar a UPM”, concluyó Abi Rached.

Compartir en: