31 de Octubre de 2020
Máx. Min.
Tecnología 18 de Setiembre de 2020

Los jóvenes australianos se resisten a la carne de laboratorios

En la encuesta se presentó la carne artificial como una alternativa producida por cultivos celulares in vitro de células animales, en lugar de faenar animales. Asimismo el 41 % creyó que podría ser una fuente nutricional viable debido a la necesidad de pasar a opciones alimentarias más sostenibles y mejorar el bienestar animal.

Tecnología 18 de Setiembre de 2020

Los jóvenes australianos se resisten a la carne de laboratorios

En la encuesta se presentó la carne artificial como una alternativa producida por cultivos celulares in vitro de células animales, en lugar de faenar animales. Asimismo el 41 % creyó que podría ser una fuente nutricional viable debido a la necesidad de pasar a opciones alimentarias más sostenibles y mejorar el bienestar animal.

Montevideo – TodoElCampo – Una investigación de las universidades australianas de Sídney y de  Curtin, concluyó que a llamada Generación Z (jóvenes que van de los 18 a 25 años) está preocupada por el medio ambiente y el bienestar animal, sin embargo no está preparada para consumir carne le laboratorio por encontrarla “repugnante”.

La investigación refiere a jóvenes australianos y señala que unos 5 millones de personas nacidas entre 1995-2015 (el 20 % de la población australiana), son los consumidores a tener en cuenta y que de ellos el 75 % no comería carne cultivada. En la encuesta se presentó la carne artificial como una alternativa producida por cultivos celulares in vitro de células animales, en lugar de faenar animales. Asimismo el 41 % creyó que podría ser una fuente nutricional viable debido a la necesidad de pasar a opciones alimentarias más sostenibles y mejorar el bienestar animal.

La Dra. Diana Bogueva, investigadora principal del estudio y perteneciente a la escuela de Ingeniería Química y Biomolecular de la Universidad de Sídney y el Centro de Ingeniería Alimentaria  Avanzada, dijo que la investigación “encontró que la Generación Z, de entre 18 y 25 años, está preocupada por el medio ambiente y el bienestar animal, pero la mayoría no está preparada para aceptar carne cultivada”.

El 59 % de los participantes estaban preocupados por el impacto ambiental de la ganadería tradicional, sin embargo muchos no tenían claro cuáles eran esos impactos ni entendían el agotamiento de los recursos asociados.

La carne in vitro y otras alternativas aparecen en el escenario global como opciones de aliento, pero “para que la carne cultivada reemplace las proteínas a base de ganado, tendrá que apelar emocional e intelectualmente a los consumidores de Generación Z”, dijo la profesional.

PREOCUPACIONES DE GEN Z SOBRE LA CARNE CULTIVADA.

Según informó la Universidad de Sídney a través de un artículo publicado en su página web, los participantes del estudio mostraron varias preocupaciones relacionadas con la carne cultivada, incluyendo el sabor, la salud y la seguridad, así como si efectivamente es una opción más sostenible.

Las preocupaciones sociales también salieron a luz con un importante número de encuestados preocupados de que comer carne cultivada estaría en conflicto con las percepciones de género e identidad nacional.

“La Generación Z valora la reputación de Australia como proveedor de ganado y carne de calidad, y muchos consideran que la carne tradicional está estrechamente ligada a conceptos de masculinidad e identidad cultural australiana”, dijo la científica.

Otros estaban preocupados por el bienestar animal, mientras que algunos veían la carne cultivada como una conspiración orquestada por ricos y poderosos y estaban decididos a no consumirla. Varios participantes tampoco estaban seguros de si la carne cultivada era una opción ambientalmente sostenible.

“La Generación Z tampoco está segura de si la carne cultivada es en realidad más sostenible desde el medio ambiente, descrita por varios encuestados como potencialmente ‘consumidor de recursos’ y no ‘respetuosa con el medio ambiente’”, dijo la Dra. Bogueva.

Explicó que “los encuestados se dividieron en dos grupos: a favor y en contra. El que se opone a la carne de laboratorio describió ese producto como “otra cosa de lo que nuestra generación tiene que preocuparse” y cuestionó las motivaciones de quienes la desarrollan. Los que se mostraron partidarios la describieron como “dinero invertido por una buena causa” y “un movimiento inteligente” por personas que son “pensadores avanzados”.

LAS CINCO ACTITUDES PRINCIPALES DE GENERACIÓN Z HACIA LA CARNE CULTIVADA.

Primero. El 17 % de los encuestados rechazó todas las alternativas, incluida la carne cultivada, viéndola como producida químicamente y muy procesada.

Segundo. El 11 % rechazó todas las alternativas en favor del aumento del consumo de frutas y verduras, diciendo que se mantendrán con una dieta vegetariana.

Tercero. El  35 % rechazó la carne cultivada y los insectos comestibles, pero aceptó alternativas vegetales porque “sonaban más naturales” y son “normales”.

Cuarto. El 28 % creía que la carne cultivada era aceptable o posiblemente aceptable si la tecnología podía ser dominada.

Quinto. El 9 % aceptaba insectos comestibles, pero rechazaba la carne cultivada, ya que era demasiado artificial y no natural como los insectos.

En base a artículo y foto de la Universidad de Sídney, con adaptaciones para TodoElCampo.

Compartir en: