24 de Julio de 2017
Máx. Min.
Actualidad 27 de Junio de 2017

INIA trabaja en la internacionalización estratégica

Acuerdos de desarrollo técnico y científico a nivel regional e internacional busca posicionar al Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) a primer nivel y así obtener un mayor reconocimiento mundial y mejoras en la propia producción.

Actualidad 27 de Junio de 2017

INIA trabaja en la internacionalización estratégica

Acuerdos de desarrollo técnico y científico a nivel regional e internacional busca posicionar al Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) a primer nivel y así obtener un mayor reconocimiento mundial y mejoras en la propia producción.

Montevideo – TodoElCampo- El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) busca intensificar la cooperación técnica y científica internacional con centros de excelencia a nivel mundial y así contribuir desde la generación de conocimiento y mejorar mejor a Uruguay frente al sistema multilateral de comercio.

Para Fabio Montossi, director Nacional de INIA, se trata de desarrollar ciencia y tecnología para un agro inteligente, innovador, sostenible y competitivo al servicio del país. Ese afán de robustecer la base científica y tecnológica es promovido por la existencia de un consumidor moderno cada vez más exigente y un mundo muy competitivo donde la era del conocimiento hace que todos accedan al conocimiento. Entonces, para Montossi el secreto se encuentra en “saber con quién generar alianzas”.

Por esa misma línea, Miguel Sierra, gerente de Innovación y Comunicación, sostuvo que Uruguay debe participar en flujos y cadenas de suministros, y no tanto desde políticas netamente nacionales.

Verónica Musselli Zanotta, responsable de Cooperación Internacional del instituto, dijo que se vive en un mundo cada vez más complejo donde la cooperación entre instituciones de distintos continentes es clave para el desarrollo científico. En ese marco, señaló que INIA no busca tanto a generar multiplicidad de vínculos internacionales, sino apuntar a generar relaciones de calidad a primer nivel.

No obstante ello, pretende no descuidar la investigación local y argumentó que los lazos internacionales terminarán por impactar positivamente en la producción local.

ALIANZAS ESTRATÉGICAS

En este marco ha identificado socios estratégicos a nivel regional, como INTA de Argentina, EMBRAPA de Brasil y otras instituciones del Cono Sur, con quienes conforma un sistema que integra las capacidades de alrededor de 4.200 investigadores, con acceso a unos 70 centros de investigación, algunos reconocidos a nivel global. Aunque Musselli reconoció que son países que se pueden ver como competidores, pero también “se comparten desafíos”, dijo.

A nivel internacional, recientemente INIA conformó un consorcio con institutos de similares objetivos de Nueva Zelanda (AgResearch), Irlanda (Teagasc) y España (IRTA), con el objetivo de conformar una Alianza Estratégica “que nace con la visión de fortalecer las capacidades en investigación e innovación en sistemas de base pastoril y el trabajo en red entre sus miembros”, sostienen las autoridades de la institución de investigación.

EL CASO DE CHINA

Desde el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), e INIA, se le ha dado prioridad política al desarrollo de una estrategia de colaboración científico-técnica de largo plazo con China.

Según se argumenta desde INIA, el principal tema de interés priorizado política y científicamente para esta nueva etapa es el mejoramiento genético y biotecnología del cultivo de soja. Recientemente lograron “un gran avance”, al compartir con la Academia de Ciencias Agrícolas de China, centro de origen de soja y con una enorme variedad genética, material genético de cinco variedades de soja convencional de alto valor nutricional y con potencial para alimentación humana.

Esto fortalecerá la base genética sobre la que trabaja el Programa de Mejoramiento de La Estanzuela, y es considerado por INIA como “el primer gran paso de cara a la puesta en marcha de un centro bilateral de mejoramiento genético vegetal que irá tomando forma en los próximos meses”.

El siguiente paso es la visita a Beijing a mediados de agosto de 30 uruguayos, entre científicos y técnicos vinculados al cultivo.

Compartir en: