23 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 18 de Mayo de 2017

INIA anunció estrategias para fortalecer la articulación de la transferencia de tecnología

Nueva apuesta de INIA para por un proyecto de promoción de tecnología que se orientan a contribuir en la reducción de las brechas tecnológicas y la contratación de técnicos sectoriales para la apropiación de conocimientos y tecnologías.

Actualidad 18 de Mayo de 2017

INIA anunció estrategias para fortalecer la articulación de la transferencia de tecnología

Nueva apuesta de INIA para por un proyecto de promoción de tecnología que se orientan a contribuir en la reducción de las brechas tecnológicas y la contratación de técnicos sectoriales para la apropiación de conocimientos y tecnologías.

Montevideo – TodoElCampo- El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), contrató a nueve técnicos con la finalidad de contribuir a mejorar el proceso de apropiación de conocimientos y tecnologías por parte del sector productivo. Por ello, estos especialistas complementarán el accionar de la Unidad de Comunicación y Transferencia de Tecnología, y así promover la transferencia y adopción del conocimiento.

Cinco de los técnicos sectoriales tendrán base en las estaciones experimentales de INIA y se focalizarán en producción animal intensiva en sectores como el ganadero, agrícola - ganaderos, ganadero y lechero y hortofrutícolas. Otros dos técnicos sectoriales trabajarán transversalmente en la institución abordando cada uno un tema específico de ganadería y pasturas naturales.

En diálogo con TodoElCampo, Miguel Sierra, gerente de Innovación y Comunicación de INIA, sostuvo que es competencia de la institución articular, en lo posible en coordinación con otros actores, una efectiva transferencia de tecnología. Por ello “vamos a ir por excelencia científica con cercanía al productor”, acotó.

El objetivo es que en predios de productores referentes INIA valide la investigación y hasta allí es su responsabilidad, dijo. Luego, es clave la integración de socios de la institución, que pueden ser desde otros instituciones como Plan Agropecuario o Conaprole, y “esos si son los encargados de transmitir la tecnología más allá de los predios referentes”, indicó. No obstante, no evadió el compromiso que debe asumir INIA en colaborar para que la transferencia a los productores realmente se efectúe.

Por su parte, los técnicos sectoriales de INIA, que deben mejorar la transferencia de tecnologías, “no juegan solos” y dentro de su accionar está identificar los productores referentes y las instituciones que estratégicamente para cada temática o rubro se coloquen como socias.

Por su parte, Fabio Montossi, director Nacional de INIA, subrayó que este paso de validación de las tecnologías es una decisión política que intenta demostrar que el conocimiento científico repercute en beneficios económicos, sociales y ambientales.

“Acá el slogan es ‘producción científica de calidad con cercanía al productor’”, dijo, ya que “si no hay producción científica de calidad, no hay transferencia de tecnología de calidad”.

Asimismo, sostuvo que en esa mirada de INIA se incorporan actores que juegan un rol importante, que no son ni extensionistas ni investigadores, sino actores que van a ser claves para lograr que esa investigación dé el paso para ser innovación.

No obstante, aclaró que “sólo con los actores no se cambian realidades complejas, pero es el camino”. Antes los recursos se implementaban solamente para generar conocimiento, ahora también para transferir tecnología, finalizó.

PROYECTOS DE TRANSFERENCIA TECNOLÓGICA

En 2015 INIA abrió un llamado a propuestas de proyectos Fondos de Promoción de Tecnología Agropecuaria (FPTA), orientado a reducir las brechas tecnológicas de los productores agropecuarios de Uruguay, con mayor énfasis en los productores familiares agrupados y con apoyo institucional.

La convocatoria tomó en cuenta propuestas con componentes de co-innovación, validación, transferencia y difusión de las tecnologías objeto del proyecto, que promovieran el empoderamiento y la adopción por parte de los grupos de productores beneficiarios.

Un equipo de consultores externos de Argentina y Brasil evaluó cuarenta y seis perfiles de proyectos.

Los proyectos seleccionados y que actualmente se encuentran en etapa de ejecución son, en INIA La Estanzuela, productividad de pasturas y manejo sostenible de sistemas de producción en siembra directa. Por su parte, en INIA Las Brujas existe uno de sostenibilidad de la producción vegetal intensiva y disponibilidad y productividad de la mano de obra en la producción intensiva. En Salto Grande, de tecnologías para productores ganaderos de basalto y producción integrada de cultivos horti - fruti – citrícolas. En Tacuarembó, uno que busca el incremento de la producción de carne en predios ganaderos de basalto y areniscas, mientras que otro intentará mejorar la producción y calidad de lanas superfinas y ulfrafinas. Por último, en INIA Treinta y Tres se estudiarán las restricciones tecnológicas de los productores ganaderos del este y rediseño de secuencias agrícolas con pasturas y, o, cultivos de cobertura.

 

Producción y redacción: Damián Musso Sosa.  

Compartir en: