25 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 19 de Enero de 2017

Opypa analizó pasado y futuro de la producción de trigo, cebada y soja

2016 se caracterizó por la baja en los precios del mercado internacional del trigo alcanzando los niveles más bajos de los últimos 5 años. La experiencia local en relación a los cultivos de invierno, de trigo y de cebada, se vio afectada por los precios internacionales.

Agricultura 19 de Enero de 2017

Opypa analizó pasado y futuro de la producción de trigo, cebada y soja

2016 se caracterizó por la baja en los precios del mercado internacional del trigo alcanzando los niveles más bajos de los últimos 5 años. La experiencia local en relación a los cultivos de invierno, de trigo y de cebada, se vio afectada por los precios internacionales.

Montevideo-TodoElCampo – El análisis de las tendencias en los cultivos de trigo, cebada y soja, se encuentran en el Anuario Opypa 2016. El Ing. Agr. Gonzalo Souto, técnico de la Oficina de Programación y Políticas agropecuarias  introdujo una mirada retrospectiva al 2016 y las proyecciones para el 2017.

Souto remarcó en el 2016 se caracterizó por la baja en los precios del mercado internacional del trigo alcanzando los niveles más bajos de los últimos 5 años. La experiencia local en relación a los cultivos de invierno, de trigo y de cebada, se vio afectada por los precios internacionales.

En el plano local, también se sumó el efecto adverso de una oferta menor en volumen y con algunos problemas de calidad, configurándose un escenario que le confirió un menor desempeño exportador de la cadena triguera durante 2016.

En su análisis el especialista explicó que pese a las dificultades, esta tendencia marcada por el mercado internacional, será compensada por una mayor concreción de siembra de cebada estimulada por las malterías. Dicho cultivo arroja cifras muy acrecentadas para consumo local y para las exportaciones en el 2017. Ello significaría un valor similar a los generados en 2015.

Además, se alcanzó un muy buen rendimiento físico de la producción de ambos cultivos. Para el trigo, influenciado por los mencionados precios negativos, daría un resultado a la baja, siendo positivo en el caso de la cebada. Para el año 2017 no se prevén cambios en el mercado externo que pudieran mejorar sustantivamente el escenario. En nuestro país, la oferta de trigo caería significativamente por el fuerte descenso del área del cultivo, proyectándose nuevos descensos en las exportaciones de la cadena triguera en el próximo año.

En cuanto a los cultivos de verano, expresó que debido a lluvias excesivas durante la cosecha de soja 2016, se redujo el área de siembra, sin embargo, durante el actual período,  el proceso es favorable. Es decir, que  si se obtienen similares promedios de cosecha como en los últimos años, se compensaría el efecto climático adverso y se tendría oferta exportable adecuada para 2017. Por otra parte, se esperan datos a nivel del Cono Sur en torno a los precios de la soja para conocer su influencia. (Oficina de Programación y Políticas Agropecuarias)

Compartir en: