30 de abril de 2017
Máx. Min.
Agricultura 04 de enero de 2014

Mucha agua no significa que sea bueno

Sergio de Agrela: En el este hubo precipitaciones de 200 milímetros en 8 horas, de esa cantidad de agua caída solo puede aprovechar un porcentaje ya que la misma supera la capacidad de infiltración que tiene el suelo.

Montevideo-Ing. Sergio de Agrela/TodoElCampo – Las aguas llegaron en algunos lugares en el momento justo ya que había zonas donde no quedaba prácticamente nada de humedad en el subsuelo y donde había las plantas no podían acceder.

Se dieron casos de precipitaciones en la zona este que llegaron a 200 milímetros en 8 horas, de esa cantidad de agua caída solo puede aprovechar un porcentaje ya que la misma supera la capacidad de infiltración que tiene el suelo.

Un buen suelo tiene una capacidad de infiltración de unos 5 milímetros por lo que el resto corre recuperándose los cursos de agua naturales, hasta culminar en ciertas zonas en el propio océano, de ahí que hay que ser cauteloso a la hora de leer lo que marcan los pluviómetros ya que mucho en ciertas ocasiones no significa que sea muy bueno.

Además toda esa cantidad de agua junta significa en el menor de los casos erosión, de acuerdo al manejo del suelo y de las condiciones topográficas será mayor o menor pero significa siempre pérdida de suelos. Con el nuevo sistema implementado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca sobre uso y conservación de suelos algo se podrá ir mejorando, pero con volúmenes tan importante de agua caída, el suelo siempre será quien pague estos excesos.

LLUVIAS DEL LITORAL. 

Por el otro lado en el litoral se dieron precipitaciones de entre 35 y 50 milímetros que sí pueden ser lo que los suelos estaban necesitando penetrando al subsuelo y recomponiendo la capacidad de almacenaje que los mismos, siendo esta un agua totalmente aprovechable tanto por cultivos, como por campos naturales.

Un hecho que juega en contra de que ese aprovechamiento se dé por completo son las condiciones climáticas, radiación muy intensa, altas temperaturas y fuertes vientos hacen que los cultivos aumenten su demanda de agua y que la evapotranspiración sea mayor dándose casos en este sentido de entre 12 y 14 milímetros que son cifras muy altas.

(Foto de Cadenanueve).

Compartir en: