29 de Mayo de 2017
Máx. Min.
Agricultura 29 de Julio de 2016

La pulguilla en alfalfa y leguminosas puede afectar hasta en un 15 % sus rendimientos

El INIA advirtió sobre su presencia en cultivos y recomienda el uso de insecticidas para controlarla, mientras que en pasturas más avanzadas proceder a cortarlas o pastorearlas

Agricultura 29 de Julio de 2016

La pulguilla en alfalfa y leguminosas puede afectar hasta en un 15 % sus rendimientos

El INIA advirtió sobre su presencia en cultivos y recomienda el uso de insecticidas para controlarla, mientras que en pasturas más avanzadas proceder a cortarlas o pastorearlas

Montevideo / TodoElCampo- Aparición de Sminthurus Viridis, conocida como la Pulguilla de la alfalfa, es alertada por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), ya que la misma puede afectar notoriamente alfalfas y leguminosas.

“Es un insecto colémbolo de tamaño pequeño, entre 1,5 y 2 milímetros, que puede ocasionar problemas en las alfalfas o leguminosas recién implantado, así como también se puede observar en pasturas más avanzadas”, explicó a TodoElCampo la bióloga integrante del INIA, Ximena Cibils.

DIFERENTE DEL PULGÓN

Una primera apreciación que realizó Cibils es que no se debe confundir con el Pulgón, otro tipo de insecto. En sus palabras, señaló que la Pulguilla tiene un aparato bucal masticador, por lo que además de verse manchas en la hoja, también roen los tejidos superiores e inferiores de las plantas y dejan la lámina intermedia de la planta. Posteriormente, el viento corta esa lámina y produce un orificio. En cambio, el Pulgón simplemente deja una mancha.

A la hora de observar las plantas, si se somete a ésta a un pequeño movimiento, el conjunto de pulgones se mantendrá agrupado en los brotes. Las pulguillas, en cambio, saltarán por doquier.

REDUCE RENDIMIENTOS

La especialista explicó que se trata de un insecto que responde de manera favorable al clima seco, pero sin embargo en Uruguay se ha reproducido en un año excesivamente húmedo.

También se sabe que afecta notoriamente la producción de forraje, aunque en Uruguay no está cuantificado. No obstante, estudios realizados en Nueva Zelanda determinaron que tienen cinco generaciones anuales y que en poblaciones altas pueden disminuir la producción de forraje entre 10 % y 15 %.

NO HAY CONTROL

En Uruguay no existe hasta el momento ningún registro de químicos para controlar la Pulguilla en cultivos recién implantados. Asimismo, Cibils subrayó que desde INIA ya se trabaja en ello. Por ello, en ataques severos se recomienda utilizar insecticidas y, en las pasturas avanzadas, donde se encuentran con mayor frecuencia, perpetrar cortes o pastoreos.

Para mayor información sobre qué productos utilizar y en qué medida, Cibils recomienda consultar al asesor agrónomo del predio o comunicarse a su correo electrónico; xcibils@inia.org.uy.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

Compartir en: