30 de abril de 2017
Máx. Min.
Agricultura 15 de febrero de 2017

"Es imprescindible" el doble cultivo para lograr rentabilidad

Productores de soja necesitarán precipitaciones regulares en febrero para mantener los cultivos que se "fueron en vicio" por la abundancia de agua en enero, manifestó Alexis González, gerente de producción de Agronegocios del Plata (ADP).

Montevideo – TodoElCampo- Se esperaba un verano seco y sin embargo ha transcurrido con varias precipitaciones desparejas. “Hemos tenido episodios de lluvia que han tenido un buen desarrollo de los cultivos”, indicó el técnico.

En diálogo con TodoElCampo, González se refirió a la soja y señaló que la de primera ingresa en una etapa crítica del llenado de grano. Por su parte, la soja sembrada en predios en que previamente se cosechó colza, está similar a las de primera, ya que se trata de siembras tempranas. En el caso de las que provienen de rastrojo de gramínea de invierno, tanto de trigo como cebada, están algo más atrasadas; unas en estado de floración e, incluso, en estado vegetativo.

Para González, el cultivo se encuentra en un momento en el cual “no le puede faltar el agua”. Aunque existen algunas que están “sufridas”, principalmente las de rastrojo de trigo, insistió que en general los cultivos están “lindos” y “vigorosos”. Pero, en algunas zonas las plantas  “están crecidas de más”, lo que puede generar peligrosidad “por el vicio”. “La demanda de agua es muy alta y si se llega a cortar, sufren mucho”.

Con lluvias “normales” durante todo febrero y algunas en marzo, se puede alcanzar el llenado de grano necesario, apuntó. Lo que sucede es que la demanda es grande y de pasar 10 o 15 días sin llover, “nos quedamos sin agua”. “Después de ahí depende de lo tipos de campo”, reflexionó.

La mayor ausencia de agua se ha registrado en algunas zonas puntuales, como al norte de Paysandú, al sur de Young (Río Negro), y Chamangá (Flores). “El resto del país está recibiendo buena agua”, acotó.

SANIDAD

En lo sanitario “está todo tranquilo”, dijo el especialista de ADP. Hubo algún problema de Epinotia al comienzo del cultivo en los tallos, pero no pasó a mayores.

No obstante, González manifestó que se debe estar muy atento a lo que pueda suceder con la Roya. El hongo se encuentra en el noreste del país, por lo que se tuvieron que realizar aplicaciones de fungicidas, dijo. “Va a depender un poco de la humedad y las temperaturas”, explicó, ya que es necesario un clima seco para la desaparición de la Roya. Justamente, los grandes rocíos de las mañanas colaboran con la reproducción del hongo, aunque al mismo tiempo las bajas temperaturas conspiran contra su desarrollo.

Si bien el hongo hasta el momento no ha avanzado, “hay que estar atentos y monitorear los cultivos”, enfatizó.

MAÍZ

ADP efectuó poco más de mil hectáreas de maíz de primera y 2 mil de segunda; “los de primera están lindos, estamos por comenzar a cosechar a mitad de febrero en adelante”, explicó el gerente de producción.

La pequeña ausencia de agua durante diciembre asustó en algo y aún no se tiene evaluado si golpeó el rendimiento. De todas formas, “se ven lindos”, apreció.  

En el caso de aquellos que son de segunda, sufren más la sequía porque tienen una mayor demanda y aún no han llegado a estados reproductivos. Entonces, “no hay problema”, porque se esperan precipitaciones para el fin de semana y aún “no han llegado a floración”, dijo. “Queda mucho camino por delante todavía”, agregó.

DOBLE CULTIVO

Para González, con los valores que se manejan hoy, es imprescindible el doble cultivo, “porque la soja de primera, por si misma, no soporta todo el sistema”. “Hay que buscar dos rentas en el año porque es lo que te da mejores márgenes”, insistió.

Se plantea efectuar áreas de trigo, avena, colza y algo de cebada. En el caso de la colza, fue un buen negocio el pasado año y parece que lo será en la siguiente zafra, aunque “se deben hacer algunos ajustes”, culminó. 

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa 

foto twiter del Ing Alexis Gonzales

Compartir en: