17 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Actualidad 01 de Febrero de 2017

Cuenta un cabañero que vio llorar un toro en Valle Chico

Fue respetado por sus conocimientos, verdadero estudioso de los temas del agro, tenía una personalidad muy particular, al "Yiyo" le gustaba explicar las cosas, y especialmente cuando hablaba de toros. (Foto de toro de cabaña Valle Chico).

Actualidad 01 de Febrero de 2017

Cuenta un cabañero que vio llorar un toro en Valle Chico

Fue respetado por sus conocimientos, verdadero estudioso de los temas del agro, tenía una personalidad muy particular, al "Yiyo" le gustaba explicar las cosas, y especialmente cuando hablaba de toros. (Foto de toro de cabaña Valle Chico).

Horacio Jaume-Montevideo-TodoElCampo – Sabíamos que no andaba bien por lo que no nos tomó de sorpresa cuando nos avisaron de la  partida de alguien importante de nuestro agro.

Valle Chico, Mariscala, la familia Bonomi, Lavalleja, Hereford: uno mezcla todo esto y sale "El Yiyo".

Tano hasta las patas, todo pasión y personalidad. Hay cosas que quedarán grabadas y los que las presenciaron les pondrán color; como las discusiones con su hermano Totí.

Son muchas las anécdotas, era muy difícil sustraerse a una discusión donde estuviese él, ya que rápidamente lo involucraba.

Fue respetado por sus conocimientos, verdadero estudioso de los temas del agro, tenía una personalidad muy particular, al "Yiyo" le gustaba explicar las cosas, y especialmente cuando hablaba de  toros.

Sus amigos lo quisieron mucho, el lo sabía y actuaba en consecuencia.

Fue integrante del primer grupo CREA, y hace pocos años el Dr. Gabriel García Pintos juntó a aquellos pioneros que al rato se pusieron a analizar la evolución de aquella idea y todo lo relacionado al movimiento CREA en Uruguay.

En determinado momento “el Yiyo” se levantó y dijo fuerte mirándolos a todos: "hemos solo hecho un club de amigos", minimizando de esa manera lo organizado.

Quizás era la mejor manera de decirles a sus compañeros que aún quedaba mucho por caminar.

Yo fui testigo del análisis de un toro entre “Yiyo” y Germán Morixe que quedará grabado para mis mejores recuerdos.

Totí y Yiyo tenían una hermana, yo no la conocí, pero siempre estaba presente en cualquier conversación. Dicen que era la única que les paraba rodeo a sus hermanos. Ella decidió irse y el Yiyo no la dejó partir sola.

Cuentan que un cabañero vio llorar a un toro pampa en Valle Chico.

(Foto de Cabaña Valle Chico).

Compartir en: