24 de Mayo de 2017
Máx. Min.
Agricultura 16 de Marzo de 2017

Con políticas adecuadas Bolivia podría multiplicar sus ingresos por soja

Como la exposición "Exposoya" es sólo de dos días los productores aprovechan esas 48 horas para conocer las características y cualidades de la maquinaria en exposición, costos y modos de pago.

Agricultura 16 de Marzo de 2017

Con políticas adecuadas Bolivia podría multiplicar sus ingresos por soja

Como la exposición "Exposoya" es sólo de dos días los productores aprovechan esas 48 horas para conocer las características y cualidades de la maquinaria en exposición, costos y modos de pago.

La Paz, Bolivia – TodoElCampo – Bolivia exporta más de 2 millones de derivados de soja y a cambio recibe U$S 1.000 millones anuales, pero se podría llegar “tranquilamente a 2.000, 3.000 y 5.000 millones, dependiendo de las condiciones que le otorgue el gobierno, como la seguridad jurídica, libre exportación de los excedentes y el acceso a la biotecnología”, dijo Gary Rodríguez, gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Cuando América Latina imagina a Bolivia la imagen que aparece es de un país árido, seco y con mucha minería. Y si se intenta recrear una Bolivia que trabaja la tierra, la imagen es la de los plantíos de la planta de coca. Pero la realidad es que el país también es productor agropecuario, fundamentalmente de soja.

Los días 10 y 11 de marzo se llevó  cabo en el Centro Experimental de Anepo ubicado en Cuatro Cabañas (Santa Cruz de la Sierra) la edición Exposoya 2017, en la cual se presentaron nuevas variedades de soja, paquetes tecnológicos, nuevos híbridos de maíz, girasol y sorgo, programa de agricultura sustentable, y asistir a la exposición y dinámica de maquinarias.

El evento contó con la participación de “miles de productores” que asistieron “para conocer lo último en tecnología y cultivos agrícolas del país, cuando todavía afrontan problemas porque la sequía y las plagas echaron a perder buena parte de la producción”, señala un reporte de la agencia Efe.

UN AÑO DIFÍCIL.

Luis Alberto Alpire, secretario de Desarrollo Productivo de la gobernación de Santa Cruz, hizo uso de la palabra en el acto central de la exposición, donde reconoció que “2016 no fue un año bueno para el sector” y explicó que se registraron pérdidas por “más de tres millones de toneladas” lo que implicó una caída del 24 % en la producción de alimentos en la región.

El funcionario definió la 23ª edición de la exposición como “la mejor de los últimos años”.

La organización del evento es de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo).

MAQUINARIA DE PRIMER NIVEL.

La maquinaria rural contó con importante espacio de la exposición. Desde el mismo momento en que el visitante ingresaba al predio se encontraba con un amplio espacio ocupado por máquinas agrícolas. Incluso una cosechadora John Deere S 689 de alta tecnología, con capacidad de cosechar 80 hectáreas de soja por día, cuyo valor era superior a los U$S 540.000 (foto).

Un operador comercial dijo a la prensa local que como la exposición es sólo de dos días los productores aprovechan esas 48 horas a conocer las características y cualidades de la maquinaria en exposición, costos y modos de pago.

Este año participaron unas cien empresas comerciales de maquinaria, insumos y de servicios; también centros de investigación público y privado, industrias e instituciones afines a la agricultura.

CON BIOTECNOLOGÍA EL PAÍS PODRÍA INCREMENTAR LAS EXPORTACIONES SOJERAS.

Por otra parte el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, dijo a la Agencia Boliviana de Información que se ha “comprobado que si solamente nos dejaran utilizar la biotecnología para la soja y el maíz y que sea resistente a los insectos y combata las hierbas, porque estaría genéticamente modificado, el país cada año ganaría 150 millones de dólares adicionales y no tendríamos necesidad de importar”.

Bolivia exporta más de 2 millones de derivados de soja y, a cambio, el país recibe U$S 1.000 millones anuales, pero se podría llegar “tranquilamente a 2.000, 3.000 y 5.000 millones, dependiendo de las condiciones que le otorgue el gobierno, como la seguridad jurídica, libre exportación de los excedentes y el acceso a la biotecnología”, dijo.

Mencionó que en 2016 Santa Cruz esperaba una producción de 320.000 toneladas de maíz, de las que se perdieron 182.000 por las plagas, por lo que se tuvo que importar 100.000 toneladas desde Argentina. “Eso se pudo haber evitado si teníamos el maíz genéticamente modificado”, remarcó.

VARIEADES SE SEMILLAS DE SOJA.

Entre las variedades de soja que se presentaron en la Exposoya 2017 se encuentran las semillas Gavilán RG (Anapo); DM-62R63 (Don Mario); NS-8288 RR, NS-7809 RR y NS-7901 RR (Interagro); TMG 7363 RR y TMG Caravana RR (Fundacruz); Artemiza RG y Safiro RG (Agrosem); SYN - 1163 RR y SYN - 1080 RR (Agripac). Todas aptas para las zonas norte.

Además se presentaron híbridos de girasol, maíz y sorgo.

(Foto de El Deber).

Compartir en: