24 de abril de 2017
Máx. Min.
Agricultura 01 de julio de 2016

Cebada: la preferida de la zafra

El responsable de Originación de Cebada en Maltería Oriental S.A. (MOSA), Bruno Maneiro, habló del cereal; presente y futuro de la producción nacional.

Montevideo / TodoElCampo-El vaivén del trigo, tanto en cantidad, calidad y mercados, determinó que creciera la demanda para sembrar cebada en el país, aseguró el responsable de Originación de Cebada en Maltería Oriental S.A. (MOSA), Bruno Maneiro a TodoElCampo.

En total, manifestó el industrial, se sembraron unas 180 mil hectáreas, de las cuales 160 mil tienen como fin las plantas tanto de MOSA como de Maltería Uruguay. Las restantes hectáreas están vinculadas por un lado, a una cooperativa que  exporta cebada cruda, y a la cebada forrajera por el otro.

Hasta el momento, el avance de siembra es del 65 % en los predios asociados a MOSA. Aclaró que las altas temperaturas de estos días, un cambio brusco para la época del año, no van a dañar el momento de germinación de las semillas, aunque sí acaso puede variar los procesos de las mismas. Por otro lado, las precipitaciones continuas que se anuncian van a agarrar a un 20 % de las semillas aún bajo tierra, y ello con varios días de precipitaciones pueden apretar el suelo e impedir que la semilla tome oxígeno.

VARIEDAD Y CALIDAD

Respecto a la variedad, Maneiro indicó que el ideal para la industria tiene dos hileras con un grano por formación. A diferencia de la triada de granos de otras variedades, permite mayor desarrollo del grano y mejor calidad del mismo.

En cuanto al recibo, MOSA admite cebada hasta 18 % de humedad, para poder conservarlo luego de acondicionada por medio del secado.

Maneiro manifestó que tras años de analizar datos sobre la calidad de la cebada, se ve como el nivel de la misma ha bajado. “Históricamente los problemas eran por exceso, por estar por encima de 12, 5 en proteínas, y hoy los problemas son por baja nivel”, comentó, y por ello ya hace dos años que se exige un mínimo de nueve puntos en proteínas.

El integrante de MOSA señaló que ello se puede deber al poco aporte de nitrógeno de los suelos desde hace ocho o nueve años, en parte porque las variedades de alto rendimiento absorben un 20 % más que sus similares. Ello ha obligado a niveles de fertilización nitrogenada en proporciones inmensas.

Por ese motivo, Maneiro apuntó que desde la Mesa Nacional de Entidades de Cebada Cervecera (MNECC), ámbito público privado que agrupa empresas malteras e instituciones nacionales tecnológicas, de investigación y enseñanza, se plantean proyectos para revisar el modelo de fertilización nitrogenada heredada de la década del ´90 y que se validó en 2009. “El modelo que fue una herramienta muy útil para decir no me paso de proteínas, hoy no nos ayuda a tener los niveles de fertilización para que la planta tenga por lo menos 9 de proteína”, argumentó.

MOSA utiliza predios de Colonia, San José, Soriano, Flores y, ya con una representación mucho menor, en Río Negro y Paysandú.

Producción: DiarioRural

Redacción: Damián Musso Sosa

Compartir en: