26 de abril de 2017
Máx. Min.
Agricultura 04 de abril de 2017

ADP comenzó parcialmente la cosecha de soja

Mientras se ultiman los detalles para una cosecha de soja con medidas de seguridad importantes debido al protocolo chino, el maíz de primera mostró rendimientos excelentes en secano.

Montevideo – TodoElCampo- A finales de la semana pasada, Agronegocios del Plata (ADP) inició su trabajo de cosecha.

En contacto con TodoElCampo, Alexis González, gerente Técnico de ADP, señaló que el comienzo de los trabajos de cosecha en las chacras de soja, a pesar de que es parcial, sorprendió. Las mismas se registraron en el norte, noreste del país, algunas regiones próximas a Dolores y, ayer, se comenzó en Paysandú, informó.

“Éstas primeras trillas son recortando los lugares más secos”, aclaró González, pero “todavía las chacras no están prontas para cosechar de punta a punta”. Aunque existe “mucha ansiedad” por parte de los productores para iniciar los trabajos a full, debido a que los cultivos “vienen muy lindos”, recién se darán dentro de 10 días, comentó.

También manifestó que para la presente campaña la cosecha se desarrollará en pocos días, salvo que la aparición de nuevas precipitaciones o el aumento del rocío alarguen los trabajos en un otoño que acorta los días.

LA HUMEDAD DEL GRANO Y ESTADO DE LOS CULTIVOS

Actualmente, señaló González, la humedad en grano en soja de primera se divide en dos grandes grupos, unos que rondan entre el 18 % o 19 %, y un segundo que se ubica en el entorno del 16 % y 17 %. El especialista explicó que la humedad ideal para la cosecha sería 14 %, ya que no se pierden kilogramos y no se gasta en secado. Sin embargo, en la mayoría de las chacras no se esperará a llegar a 14 %, ya que el destino de ese grano es ir a planta. En aquellos casos que van directo a confeccionar silos, o como en el caso de ADP, que un porcentaje tiene destino semillerista, la realidad es la contraria y es necesario esperar al 14 %.

Para el ingeniero agrónomo integrante de ADP, las plantas se ven bien cargadas en chauchas y ello se debe a un año que “acompañó con buenos registros de lluvia”. Entonces, “se ven lidas” y en algunos lugares tienen “hasta un poco de desarrollo de más”, dijo, con una altura que “asusta” y provocó que se revolcaran. “Ello pudo haber hecho perder algún kilogramo, hasta que no pasemos las máquinas no lo vamos a saber”, agregó.

Todo lo contrario sucedió en zonas como Paysandú y Flores, particularmente, donde “quedaron un poco más chicas”. En enero en dichas regiones presentaron ausencia de precipitaciones en pleno desarrollo vegetativo.

No obstante, aclaró que el tamaño grande “no quiere decir que tenga buen rendimiento, tiene que ir acompañado del número de chauchas. Entonces, que queden un poco más petizas no quiere decir que vayan a rendir menos ni nada por el estilo, hay que ver cómo fue el llenado y el cuajado de esas chauchas”.

Respecto a las proporciones del cultivo, González informó que la empresa plantó 24 mil hectáreas, de las cuales casi 9 mil son de primera y casi 15 mil de segunda. Ello se debe a que ADP efectúa doble cultivo, lo que incrementa el área de segunda. A su vez, explicó que gran parte de esa soja de segunda se encuentra sobre rastrojo de colza y ello ayuda a que “tengan un crecimiento similar a las de primera”.

MAÍZ

El maíz de primera se cosechó con muy buenos números, argumentó. En la zona de Dolores se obtuvieron 10 mil kilogramos en secano. Bajo el mismo régimen, en Paysandú y Flores, se logró recolectar arriba de los 6 mil kilogramos. “Son buenos números”, aseguró el gerente Técnico de ADP.

El maíz de segunda, que se cosechará luego de la soja de primera, es de 2.200 hectáreas, dijo.

PROTOCOLO CON CHINA

Tras el conocimiento del protocolo chino, González manifestó que sus formalidades internas como empresa radican en el compromiso de todos los actores de la cadena. En un año con excesivas precipitaciones, el crecimiento de malezas es más rápido, pero la presencia de las mismas dentro de las chacras es inadmisible.

En ese marco, para evitar la existencia de las malezas, la empresa lleva adelante charlas con los trabajadores de la cosecha donde se les explica los perjuicios que pueden llegar a tener. “Se les enseña cuales pueden ser las que tendrían problemas”, y se les recomienda que den cuenta a la empresa al momento de detectarla.

Por otro lado, en las zonas complejas de las chacras, como pueden ser las cabeceras, lo mejor puede ser retirar el grano en camiones apartados e identificarlos. Así, al ser enviado a planta, se sabe que ese camión debe pasar por prelimpieza, argumentó.

Otra cosa que consideró importante es que, al momento de comenzar la siembra de trigo, se debe tener cuidado con los granos curados. “Es muy común mandar a la chacra camiones con semillas de trigo para sembrar y ese mismo camión cargarlo con soja”, y ello es un potencial peligro, “porque cualquier grano curado no se permite”.

En ese sentido, se hace imprescindible el cuidado a la hora de la limpieza, “es un tema de organización y de compromiso”, “yo creo que si todos ponemos un poquito de cada parte, la probabilidad de tener un efecto va a ser menor”, reflexionó.

Posteriormente se encuentra el buen desempeño en las plantas de almacenamiento, que deben desarrollar una buena limpieza previa, sostuvo el integrante de ADP.

 

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa 

Compartir en: