21 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 31 de Marzo de 2017

A mediados de abril comienza el grueso de la cosecha de una soja que muestra buen estado

Se vislumbran los primeros movimientos de cara a los cultivos de invierno; con áreas similares a 2016 en trigo y cebada, mientras que la canola crece.

Agricultura 31 de Marzo de 2017

A mediados de abril comienza el grueso de la cosecha de una soja que muestra buen estado

Se vislumbran los primeros movimientos de cara a los cultivos de invierno; con áreas similares a 2016 en trigo y cebada, mientras que la canola crece.

Montevideo – TodoElCampo- Nos encontramos a pocos días de comenzar la cosecha de soja. Según argumentó a TodoElCampo Matías Cafaro, de Fadisol, se estima que a mediados de abril comenzaría el grueso de los trabajos, aunque no descartó que en chacras puntuales se empiece antes.

Respecto al estado de los cultivos, manifestó que “se encuentran en muy buen estado”, y ello se debe en gran medida a un año que se caracterizó por buenas precipitaciones durante todo el ciclo. En cuanto a aquellas zonas donde las lluvias fueron menores, de alguna manera los productores revirtieron la situación y “a nivel país, quedó todo muy parejo”, comentó.

Según informó Cafaro, en la soja de segunda la situación es algo similar: “se implantaron de forma muy buena y muy en fecha”, a pesar de que no llega al 30 % del área. De todas maneras, aunque “productivamente van a andar muy bien”, en su caso las precipitaciones influyen más, “porque son áreas más complicadas de implantarse y establecerse”, agregó.

LA COSECHA

Se espera que el clima se mantenga similar para un correcto ingreso de las máquinas a las chacras. “Esperemos que no nos suceda lo mismo que el año pasado y se pueda cosechar en tiempo y forma, ya que los campos están lindos y limpios”, indicó.

Explicó que las primeras chacras en cosecharse serán aquellas que albergaron soja de ciclo corto y se vieron beneficiadas con riego o por las precipitaciones. De la misma manera, también comprenden el grupo primario las chacras del litoral norte y noreste del país, donde el área no es muy grande.

RINDES

Para el integrante de Fadisol es difícil hablar de rindes, primero porque se trata de un área extensa, si se suma la de primera y de segunda, y segundo porque la soja en ese proceso que vive desde su implantación hasta su maduración determina su rendimiento según las circunstancias. No obstante, dijo que “ha ido acompañando bien” y por ello “se pueda contemplar bien el peso de mil semillas, que influye a último momento en 300 a 500 kilogramos”. Por lo tanto cree, que “está todo a favor para que eso sea una noticia positiva”.

Asimismo, el especialista aclaró que existen chacras con muchos años de agricultura y aunque el proceso sea positivo, en ocasiones “no se sacan los resultados que se esperan”.

En ese marco, apuntó que el agua, ya sea por precipitaciones o a través de riego, aporta a una excelente producción, pero ella no puede lograr todo. Aseguró que debe ir “con mucha tecnología detrás”, la cual existe y es accesible para cualquier productor.

SANIDAD

Al comienzo de la zafra “hubo algún susto con el ataque de Roya Asiática”, señaló Cafaro, pero las prevenciones contra enfermedades lograron eliminarla. En el caso que con ello no alcanzara, “como estaban en muy buena condición (los cultivos), los productores se animaron a gastar un poco más que otros años”.

Dentro de la empresa Fadisol, estiman un área de 100 mil hectáreas, aunque el ingeniero aclaró que no tienen un dato real.

CULTIVOS DE INVIERNO Y COBERTURAS

A medida que se aproxima la cosecha de los cultivos estivales, los productores comienzan a pensar en el invierno. En ese sentido, Cafaro apuntó que “muchos productores ya están definidos”.

En ese sentido, informó que desde la semillerista no se espera que sea un área muy grande. En el caso del trigo, se estiman 250 mil hectáreas. En lo que respecta a la cebada para malterías, se cree que puede caer ínfimamente y colocarse en 160 mil hectáreas. La canola, que con el plan de Alcoholes del Uruguay (ALUR) y empresas privadas como Fadisol que desean desarrollar la exportación, para la empresa se aumentaría a 60 mil hectáreas.  

En cuanto al resto de los predios, el especialista señaló que considera muy importante que se realicen coberturas para mantener el sistema estable y no crear rendimientos menores.

 

Producción y redacción: Damián Musso Sosa

Compartir en: