09 de Abril de 2020
Máx. Min.
Forestal 08 de Abril de 2013

Avispa australiana, forma sana para combatir plaga

Lic. Martínez: La chinche es un problema importante a nivel mundial, que afecta los eucaliptus, y que está en Uruguay desde 2008. A partir de entonces "estamos buscando soluciones"

Forestal 08 de Abril de 2013

Avispa australiana, forma sana para combatir plaga

Lic. Martínez: La chinche es un problema importante a nivel mundial, que afecta los eucaliptus, y que está en Uruguay desde 2008. A partir de entonces "estamos buscando soluciones"

Estela Apollonio/Todoelcampo – El sábado pasado en el programa Diario Forestal* dialogamos con el licenciado en Biología Gonzalo Martínez acerca de la presentación que realizaron de forma conjunta varios organismos el miércoles 3 de abril para mostrar los avances acerca de la chinche del eucaliptus, plaga que ha afectado seriamente las plantaciones desde el 2008, año en el que apareció en el Uruguay.

El licenciado Martínez es el responsable de llevar adelante la investigación que ha llevado a detectar la plaga y la forma de controlarla a través de una pequeña avispita recientemente introducida en nuestro país desde Brasil.

Martínez expresó que la chinche es un problema importante a nivel mundial, que afecta los eucaliptus, y que está en Uruguay  desde 2008. A partir de entonces “estamos buscando soluciones”, expresó.

Sobre las consecuencias que  provoca la chinche en los árboles donde se instala, el licenciado en Biología dijo que se trata de un animal que “se alimenta succionando savia de las hojas” y por esa razón la oja afectada “pierde la capacidad de hacer  fotosíntesis, y cuando hay alta densidad de esta chinche podemos tener 200 animales por hoja” lo que resulta en que el árbol pierde o disminuye “la capacidad de crecimiento y desarrollo”, y “en segunda instancia lo deja susceptible a otros problemas sanitarios, enfermedades infecciones por hongos, etc.”.

Acerca de cómo logran la conexión desde Australia con la región, el entrevistado dijo que la chinche “es una plaga que aparece en el 2000 en Sídney, en los arboles de ornato público”. “Fue un problema de ciudad pero se disemino rápidamente por el mundo, tal es así que en el 2005 llego a Argentina, en 2008 Uruguay y Brasil, en 2009 a Chile, y así a todo el continente”.

“En el caso de la avispita, fue encontrada en los huevos de la chinche en la propia Australia, donde fue recién identificada en 2005”. “Tiene la característica que realiza todo su ciclo de vida sobre el huevo de esta chinche, de esta forma mata el huevo y en vez de nacer una chinche nace un avispa, de esta forma se convirtió en un candidato potencia para ser una agente de control biológico”, narró.

“En caso de nuestro país no hay cuarentena sanitaria por eso estas se realizan utilizando las de la región, son procedimientos que llevan tiempo”, indicó.

Dijo que “el caso de Brasil había hecho cuatro intentos fallidos de traer avispitas desde Australia, al quinto logra reproducirla en la cuarentena y liberarlas, eso hace que al liberarla y siguiendo los entandares sanitarios que son muy similares, eso nos habilita para hacer la introducción directamente desde Brasil que fue la vía. Para poder traerla desde Brasil fuimos varias veces a ver cómo trabajan los colegas brasileros, se hicieron los tramites allá y aquí y se trajo en un caja acondicionada”, historió.

“Lo que se trajo no es la avispa viva sino los huevos parasitados, huevos de chinches parasitados con avispas, después se crían en el laboratorio del Inia aquí. En el caso de las liberaciones se han ido dando, y por ejemplo el próximo 19 de abril estaría naciendo la tercera generación de avispitas producidas en nuestro país, de esta forma también se van dando las liberaciones en algunas plantaciones puntuales  del litoral, que nos va ir permitiendo tener resultados próximamente de los primeros monitoreos”.

ENTRE LA LIBERACIÓN O EL GUARDADO.

La próxima llegada del invierno ha generado en los responsables de la avispa la disyuntiva de seguir con las liberaciones o resguardar el producido en el laboratorio para proseguir después de la época inverna.

“Estamos analizando si seguir realizando liberaciones o guardar lo producido en el laboratorio para después del invierno ya que en esa época del año la chinche, por temas de temperatura, disminuye su actividad”, dijo el licenciado Gonzalo Martínez.

Cuando la chinche alcanza un alto nivel de producción la avispita australiana también lo hace, eso lleva que el nivel de la plaga baje, por eso yendo a la realidad de nuestro país la avispa no va tener problemas en aumentar su producción porque el nivel de la chinche es alto, de esa forma se logra un equilibrio.

PLANTACIONES CERTIFICADAS.

Refiriéndose a la forestación Martínez dijo que en Uruguay las plantaciones están certificadas y por ese motivo están restringidas de utilizar insecticidas.

Por otro lado la propia  característica ecología de una plantación de eucaliptus que no es un cultivo anual, que se mantiene estable por varios años, por décadas, es muy importante tener estrategias de manejo de plagas que sean sustentables.

“El control bilógico en plantaciones forestales es un de las herramientas más importantes  que se tienen. En nuestro país hay varias plagas que tiene su propio controlador bilógico ya que es la única forma de contrarrestarlas”.

Al finalizar la entrevista Martínez destacó la buena disposición y colaboración de muchos organismos y empresas que hicieron posible que esto se proyecte y se ejecute.

(*) Diario Forestal se transmite todos los sábados a las 11.00 horas por radio Rural, con la conducción de Horacio Jaume y Estela Apollonio.

Compartir en: